growl
¿Cómo describir el sonido?

Podría compararse a una tos áspera. O a un hipo furioso. O a un grito seco. Todo depende de qué se esté diciendo y de quién esté hablando. Cuando habla un diablo de Tasmania, lo mejor es escuchar.

Los diablos de Tasmania solo se encuentran en una parte del mundo: la isla de Tasmania. Está al sureste de las costas australianas. Los diablos estuvieron cerca de la extinción, víctimas de un extraño cáncer. Hoy en día se están recuperando. ¿Cómo? ¡Averígualo!

AUSTRALIA

ANTÁRTIDA

OCÉANO 
PACÍFICO

OCÉANO 
ÍNDICO

Tasmania

Este diablo de Tasmania lleva cachorros grandes a la espalda.

Para empezar, los diablos de Tasmania son marsupiales. En eso se parecen a otro mamífero, el canguro. Sus crías terminan de crecer dentro de la bolsa de su madre. Las crías se alimentan bien protegidas en esa bolsa llamada marsupio. Una madre puede parir hasta 40 diablillos. Pero en su marsupio solo caben cuatro. Solo cuatro sobrevivirán.

Los recién nacidos tienen el tamaño de una pasa. Permanecen en el marsupio materno durante cuatro meses. Pasados seis meses están listos para comer alimentos sólidos. Los diablos de Tasmania son necrófagos. Comen animales muertos, o sea: carroña. Comen zarigüeyas, walabíes y wombats muertos.

Los diablos de Tasmania comen animales muertos.

¡Gracias a sus poderosas mandíbulas, el diablo de Tasmania puede morder con mucha fuerza!

Los diablos de Tasmania no son muy exigentes para comer. También comen pájaros, lagartos, ranas e incluso animales de granja muertos. Tienen el cráneo anclado a un cuello poderoso. Sus cráneos son grandes para soportar sus fuertes mandíbulas. Los diablos se comen hasta el pelo y los huesos de los animales. Tienen dientes hechos para morder, desgarrar y triturar.

From Imp to Devil!

uva pasa

cría

Al nacer
Cada cría tiene el tamaño de una pasa. Cuatro de ellas se arrastran hasta el marsupio materno.

4 meses
Las crías tienen edad suficiente como para salir de la bolsa de la madre. Con frecuencia van subidas a su espalda.

6 meses
Las crías dejan de beber leche. Empiezan a comer alimentos sólidos. 

8 meses 
Los jóvenes diablos abandonan a sus madres. Viven solos. 

2 años
Los diablos tienen edad suficiente para tener sus propias crías.

Vida adulta
Los diablos pueden vivir hasta ocho años en estado salvaje.