EcoArk

Construir con botellas de plástico

¿Qué puedes hacer con más de un millón y medio de botellas de plástico? ¡Arthur Huang las ha usado para construir un edificio de nueve pisos! Lo llamó EcoArk. Está en Taiwán, Asia.

El EcoArk parece de cristal. Pero fíjate bien. Las paredes están hechas con botellas de plástico. Las botellas fueron trituradas y fundidas. Y luego se convirtieron en Polli‑Bricks.

Encajan unos con otros formando paneles.

Son un tipo de ladrillo muy resistente. Tienen hendiduras. Encajan unas con otras formando paneles. Un recubrimiento los protege del fuego y de la lluvia.

Los paneles son resistentes. 
Huang lo demuestra saltando sobre ellos.

Los ladrillos de Huang son ecológicos. Es decir, no dañan el medioambiente. Estos ladrillos están llenos de aire. El aire caliente del verano no puede entrar. Y el edificio permanece fresco.

Los Polli‑Bricks de Huang están hechos de botellas de plástico.

La mayoría de los edificios necesitan petróleo, carbón o gas natural para enfriarse. Y esto libera dióxido de carbono al aire. Si se libera demasiada cantidad de estos gases, el aire se calienta. Es lo que se conoce como efecto invernadero. Huang no quería empeorar ese problema.