En vuelo

Una libélula adulta es muy diferente a su ninfa. Uno: su cuerpo tiene vivos colores.
Esos colores atraerán a su pareja.

Una libélula macho de Aeshna cyanea, en vuelo.

Los ojos de la libélula adulta tienen miles de lentes.

Dos: tiene dos grandes ojos compuestos. Cada uno de ellos tiene miles de lentes. Y tiene otros tres ojos simples. La libélula caza con la ayuda de todos esos ojos.

Tres: la libélula adulta tiene dos pares de alas. Puede volar hacia adelante, hacia atrás o hacia los lados. Puede batir todas sus alas a la vez o cada una por separado.

Las libélulas tienen seis patas, pero no pueden ​​​​​​​caminar.

Esta libélula aeshna está a la caza de insectos voladores.

Temible cazadora

Esta libélula es una cazadora voraz. Atrapa a sus presas al vuelo. La libélula debe saber tres cosas sobre su presa.
Su distancia. Su dirección. Y su velocidad.
Y entonces ataca.

Pone las patas hacia adelante. Atrapa a su presa en el aire. Antes de comérsela, le arranca las alas con la boca.


Las únicas dos tareas de una libélula adulta son comer y aparearse. Dos meses después, muere. Pero los huevos esperan en el agua para que comience su ciclo de vida.

Algunas hembras ponen sus huevos en el agua.