Predadora acuática

La ninfa de libélula tiene una forma especial de cazar y comer. Cuando no caza, mete el labio inferior bajo la cabeza.
Al ver a su presa, dispara el labio. El labio tiene púas afiladas. Le sirven para sujetar a sus presas.

Luego, la ninfa mete el labio entre las mandíbulas. Las mandíbulas tienen una fila de dientes. Con ellos despedazan a sus presas. La ninfa come y crece.

Una ninfa de libélula dispara su labio inferior para atrapar a sus presas.

Tan pronto como atrapa a su presa, la ninfa se la come.

Cuando está lista para ser adulta, la ninfa muda por última vez. Sale del agua. Se quita su vieja piel. ¡Ahora ya tiene alas para volar!

De larva a adulta

Veamos más de cerca los cambios de la libélula:

1

Nueva ninfa

La larva sale del huevo. Cae al agua en forma de ninfa.

2

Estadios

A medida que crece, la ninfa muda muchas veces.

3

Muda final

La ninfa abandona el agua para hacer su última muda.

4

Libélula adulta

La libélula adulta espera a que su nueva piel se endurezca.

5

Lista para volar

La libélula adulta despliega sus alas a la luz del sol. Y echa a volar por primera vez.