Este fósil dio pistas importantes
a Ibrahim.

Nizar Ibrahim estaba en una pequeña aldea. En Marruecos. Ibrahim es un científico que estudia fósiles. Estos viejos huesos pertenecieron a dinosaurios.

áFRICA

Marruecos

cajas de fósiles encontradas en Marruecos

Un día, un hombre que había encontrado algunos fósiles se le acercó. El hombre tenía bigote. El hombre le vendió sus fósiles a Ibrahim. Uno de ellos parecía interesante. Era largo y aplanado.

Estos huesos pertenecieron a un misterioso dinosaurio.

Una imagen del pasado

Ibrahim usa la ciencia para estudiar el pasado. Ibrahim mira viejos huesos de dinosaurio. Ibrahim observa su forma. Hace preguntas para formar una hipótesis. O sea, una explicación de cómo vivían estos animales del pasado.

La búsqueda de dinosaurios
es un trabajo duro.

Ibrahim y su equipo estudian una sección de la cola del espinosaurio.

Otros científicos también encontraron huesos. Pensaron que Ibrahim debía verlos. Y los vio. Ibrahim pensó que los huesos podrían proceder del mismo dinosaurio que estaba estudiando. Tenía que encontrar más huesos para estar seguro.